La cocina es un laboratorio que te permite crear con sabiduría y alquimia en armonia con el entorno, paisajes y territorio, aromas y emociones, destrezas y habilidades, con simbiosis ecológica entre los alimentos y la naturaleza.

Una educación alimentaria correcta debe ser  demostrativa y de gustativa, ya que así se permite sentir los conocimientos en el cuerpo al comer, al producir, elaborar, preparar, cocinar y degustar un alimento.

El aula de la nutrición esta en el huerto y la cocina contamos con una escuela de cocina para los menores de edad, que cuanta con todos los elementos para preparar amplia mente a los jóvenes y niños.

EDUCACIÓN ALIMENTARIA

 

Educar a través de prohibir y autorizar una lista de alimentos malos y buenos, usándolos para condicionar la voluntad del menor, diciéndole si te comes lo “bueno” te premio con lo “malo” se les está diciendo implícitamente que lo sano no es sabroso. Además de chantajear y no deja concientizar al menor para que tenga el carácter de renunciar al éxtasis del placer por voluntad propia del menor, disminuye su fuerza de voluntad si es una imposición de la autoridad debilitando aún más su dignidad, ocasionando así rechazo absoluto a la comida sana. Por eso es por lo que las autoridades corruptas coludidas con la industria alimentaria y farmacéutica permiten una serie de abusos justificándolos en la democracia y libertad, echándole la culpa a “los padres irresponsables e ignorantes”, a través de corromper médicos y comunicadores que engañan.

Una estrategia educativa integral y eficiente no solo debe hacer campañas. Debe incluir una materia escolar especifica en nutrición, para detener los factores que producen la enfermedad. (El ex gerente de coca cola se convirtió en presidente de la república Vicente Fox, y la refresquera culpable del desastre ambiental y de salud en México introdujo bebederos con su marca en las escuelas, es cinismo puro, indigno de aceptar). Como las instituciones educativas no tienen recursos para pagar la luz y el agua, aceptan concesionar “tienditas” para cubrir estos gastos.

 

Por ello urge implementar estrategias económicas autosuficientes, la única autosuficiencia la sustenta la tierra que genera alimento!, además de la luz y el agua también debemos respaldar los costos de elaboración de los desayunos escolares, la cocinera, los niños necesitan en el instante en que están sudando y haciendo operaciones matemáticas, absorber los nutrientes requeridos, para que el Zinc y el Hierro sean absorbidos en la escuela, al momento que lo está solicitando el cuerpo para terminar de configurar el orden biológico y adaptación al medio y condiciones de vida, es decir el cerebro necesita el zinc mientras esta en funciones en etapas del desarrollo tempranas.

Es necesario proponer otra metodología, una en la que los padres puedan participar y  fiscalizar la operación del programa nutricional, una en la que los padres puedan denunciar irregularidades, una en la que los padres estén pendientes y activos, una participación real de la sociedad, buscar una estrategia de comunicación popular que efectivamente conecte y coordine el bienestar ECONÓMICO de la escuela y la familia, una estrategia que capacite en familia la cultura nutricional, una plan educativo que busque la auto producción de alimentos y no la dotación de comida industrializada, un plan nutricional con los niños en la prevención, que realmente se atienda a los menores que sufren ya de obesidad, con rehabilitación personalizada.

En cuanto a enmarcar teóricamente en alguna de los sistemas pedagógicos postuladas más recientemente, estoy de acuerdo con la SENSORIALIDAD DEL GUSTO y en involucrar al menor de edad en la agricultura, proceso, elaboración, cocción y consumo de la comida. Con una particularidad que debe ser el eje de la educación alimentaria: LA FUNCIÓN. Es sumarle el valor agregado DEL SENTIDO DE COMER, el fin o meta que él niño pueda ver, reconocer y experimentar, una demostración práctica de la teoría,  un logro demostrable que pueda alcanzar en corto tiempo, un objetivo o razón extra para consumir alguna comida, sintiendo en el propio organismo los beneficios de comer correctamente, una poderosa razón para cambiar nuestras elecciones al comer es sentir tangiblemente en el cuerpo del participante los beneficios, sin teoría, el menor de edad puede con demostración probada tener mayor rendimiento en toda actividad, al potenciar más las habilidades a través de fortalecer la sangre con minerales y oxígeno, como con las bebidas de cacao en tiempos prehispánicos, es importante recuperar el valor FUNCIONAL de la comida ya que la comida es la medicina preventiva de toda enfermedad tiene muchas cualidades, es prioritario procurar la autonomía alimentaria, local, fresca, limpia, justa, y FUNCIONAL.

Es muy importante transmitir la importancia de COMER CON SENTIDO y no solo comer por constituir el cuerpo o por el placer del sabor, comer con sentido es agregarle una FUNCIÓN al alimento, es etiquetarlo por sus propiedades según cómo actúan en el cuerpo, comer para dormir bien, comer para cantar mas bonito, comer para ser más rápido, comer para estar despierto, incluso el ayuno tiene una FUNCIÓN.  Conocer la función y sus efectos en el organismo es (más útil que conocer su composición química, que está muy bien en la siguiente etapa de nivel medio) etiquetar un alimento de acuerdo con sus efectos en el organismo, es una óptica preventiva útil, clara y fácil, de entender y sobre todo aprovechar con sabiduría, esto nos permite ir adaptando nuestra dieta a nuestra constitución individual y lograr el equilibrio biológico-psicológico-social interno y externo.

La estructura, contenido y herramientas, que compongan algún plan, estrategia, método o sistema de enseñanza alimentaria, dirigida a niños debe hacer uso de la FUNCIÓN para que la demostración sea la técnica de memorización para toda la vida, cultivar y cocinar su propia alimento. Midiendo su peso y talla, además de otros factores, le permite comprobar al menor de edad su aprovechamiento escolar, su rendimiento físico, los beneficios de la plenitud de salud, no es posible explicar solamente con palabras e imágenes esta plenitud real de bienestar real, es necesario sentir y vivir esta plenitud para disfrutar el sabor natural del mundo.

En la enseñanza del bien comer, actualmente se contraponen los intereses de la salud pública a los intereses de la industria alimentaria y farmacéutica, sobre todo bloqueando toda iniciativa con enfoque preventivo. Ya que, en una interpretación abusiva de la libertad y de sus derechos democráticos, los empresarios de la comida y la publicidad imponen ideas con técnicas abusivas e insanas, que lesionan seriamente la vida de los niños, para aumentar la ventas de productos desarrollados para impactar el sistema sensorial y la percepción.

Por esto URGE una nueva pedagogía de la nutrición, que ya no responsabilice a los padres que los involucre, en la prevención de la malnutrición y paralelamente apoyar solvencia alimentaria de la familia para evitar la desnutrición, es necesario dirigir todos los esfuerzos a la infancia, con una educación básica demostrativa, lúdica, científica y degustativa.

 

Una lección infantil sobre alimentación debe tener resultados concretos en corto tiempo, para enseñar al menor por experiencia propia la conciencia nutricional sin imposiciones, la demostración del valor funcional de la comida es la mejor lección pedagógica, mejorar el rendimiento en la memorización, la creatividad, el buen ánimo, la planificación, el dialogo y concordia, la autoestima, la agilidad, la delicadeza, la concentración, sentir en el cuerpo la mejoría, es la nueva propuesta educativa, más pro activa, PARTIENDO DE LA AGRICULTURA.

URGE una nueva pedagogía de la nutrición que ya no culpe a los padres que los involucre, en la enseñanza y la prevención de la malnutrición, paralelamente apoyar su solvencia alimentaria para evitar la desnutrición, es necesario dirigir todos los esfuerzos a la infancia, con una educación básica demostrativa, lúdica, científica y de gustativa.

 

  1. Es necesario partir de la AGRICULTURA en los dos primeros años de la educación primaria 1° y 2°. El trabajo colectivo para producir un alimento es lúdico, es científico, es demostrativo, es de gustativo, es económico, es administrativo, es básico para la sobrevivencia incluso ante desastres naturales, vivimos en zona tropical, con actividad sísmica y volcánica, además de huracanes. Según la geografía y la escuela habrá diversos calendarios y ritmos de producción podrán ser definidos los detalles de las actividades y lecciones, con agrónomos locales.

 

  1. Siguiendo con los PROCESOS de preparación de vegetales y frutos para que sean comestibles, como la fermentación, deshidratación, nixtamalización, tostado, pelado, en los siguientes dos años 3° y 4°.  La alquimia de la luz con el aire, con el agua y la tierra, y el entorno: simplifican las lecciones de biología y química, para demostrar los procesos digestivos, los procesos de absorción y combinación de elementos. Acá es posible demostrar la oxidación de un jugo de naranja, o la fermentación del yogurt.

 

 

  1. Y en los dos últimos años de la educación primaria, 5° y 6° en la cocción y degustación de la comida. Concluyen su nivel primaria a los 12 años, con EXPERIENCIA y conocimientos que les permiten ser agentes del cambio efectivo. Es donde ya debe iniciar la transmisión de conceptos del sabor y la percepción de emociones al comer, definir los sabores, como el agrio o acido, el salado, el dulce, el amargo, el umami, el picante, así como entender el balance nutricional, el equilibrio de sabores, la templanza, la paciencia, la planeación, el diseño de dietas, el cuidado de la salud, la higiene y estilo de vida, la administración económica familiar, como parte del programa de nutrición integral para la educación básica.

 

Las asignaturas del programa pueden desarrollarse en conjunto con expertos y sociedad civil, siendo este adaptado a las condiciones geográficas. Ya en la educación secundaria, podrá entonces junto a lecciones mas complejas de química comprender las funciones las vitaminas, proteínas, carbohidratos, grasas, minerales, etc. y aunque entran en la etapa en de cuestionar y experimentar fuera de casa, los nuevos sabores y alimentos prohibidos, tienen ya la formación integral que les dio los medios y herramientas para resistir las debilidades de la gula y las estrategias de comerciantes sin ética humanista, la mala influencia de amigos ya no es un riesgo grave, pues no sentirán obedecer a mama sino a si mismos, cuando renuncien a alimentos nocivos para ellos mismos, por el tipo de educación que ya no se basaría en el PREMIO Y EL CASTIGO, como se domestica la voluntad, sino en la auto conciencia por lecciones demostrativas.

El plato del buen comer se debe pegar en todo comedor, de restaurantes y casas, puestos de alimentos y comedores escolares, pero no es todo ni suficiente, la imagen es clara y didáctica como recordatorio en la mesa para los niños, como una especie de semáforo asertivo, que en vez de rojo propone el verde. Es además un recordatorio a los padres de sus responsabilidades. Pero la enseñanza no se reduce a un consejo, debe demostrarse y quedar memorizada. A través de la comprobación en la salud propia.

Paralelamente al programa de educación alimentaria en las escuelas es importante, dar atención nutricional a los menores de edad con sobre peso, a través de estrategias de rehabilitación y capacitación como son los campamentos de formación para “maestro degustador” o las capacitaciones en familia, como la proyección de cine y degustación en familia “El cine se come en familia”, el COLECTIVO INFANTIL DE TELEVISIÓN NUTRIOLÓGICA, consulta nutriológica en línea, soporte en la distribución a productores de hortalizas, el intercambio económico sin moneda, el mercado orgánico y de cestería, etc.

Es también urgente que todo el esfuerzo de capacitación y autoproducción de alimentos de huertos escolares pueda solventar el salario de la cocinera y los gastos de luz y agua de la escuela, para erradicar la “tiendita” y generar ingresos a través de un restaurantito escolar, una refresquería sana, una pizzería saludable, un servicio de comida para llevar, una heladería sana, una restaurante vegetariano, etc. Esta propuesta económica autosuficiente, es otra lección relacionada con la alimentación para los niños, que es la ADMINISTRACIÓN ECONÓMICA FAMILIAR, a través de participar en la gestión y administración del restaurantito, en la toma de decisiones en colectivos infantiles y aprender a administrar los gastos.

El grueso de la población se ve impotente, dependiente y enferma, en un círculo entre la ignorancia y la pobreza.

En la enseñanza del bien comer, actualmente se contraponen los intereses de la salud pública a los intereses de la industria alimentaria y farmacéutica, sobre todo bloqueando toda iniciativa con enfoque preventivo. Ya que, en una interpretación abusiva de la libertad y de sus derechos democráticos, los empresarios de la comida y la publicidad imponen ideas con técnicas abusivas e insanas, que lesionan seriamente la vida de los niños, para aumentar la ventas de productos desarrollados para impactar el sistema sensorial y la percepción.

Por esto URGE una nueva pedagogía de la nutrición, que ya no culpe a los padres que los involucre, en la prevención de la malnutrición y paralelamente apoyar solvencia alimentaria de la familia para evitar la desnutrición, es necesario dirigir todos los esfuerzos a la infancia, con una educación básica demostrativa, lúdica, científica y degustativa, como plantea la sensorialidad del gusto.

AVISO DE PRIVACIDAD 

Somos responsable de recabar sus datos personales, del uso que se les dé a los mismos y de su protección, por lo que la información es tratada de forma estrictamente confidencial. Se le informa que con fundamento en los artículos 15 y 16 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en posesión de institutos de salud pública del gobierno, su información recabada será utilizada para FINES ESTADISTICOS DE SALUD PÚBLICA EN LA PREVENCIÓN DE LA MALNUTRICIÓN Y LA DESNUTRICIÓN.

Algunos datos sensibles que podríamos solicitarle a los cuales se les dará tratamiento son: Nombre. identificación INE. Dirección electrónica personal. Teléfono Particular. CURP. Información Sanitaria. Programa de talla y peso. Periodo de gestación para maternidad segura. Actividad física. Horas de reposo. Circunstancias de la vivienda.


Es importante informarle que usted tiene derecho al Acceso, Rectificación, Cancelación u Oponerse (ARCO), al tratamiento de los mismos o a revocar el consentimiento que para dicho fin se nos hayan otorgado. Para este fin dirigirse al área de protección de datos: Estoy conciente que permanecer en el sitio es una aceptación de los terminos y condiciones de uso. Si no desea conceder el tratamiento sanitario de sus datos, abandone su presencia en este sitio y háganos saber por escrito su negativa, para cancelar su información y bloquear su participación si así lo desea: