El Territorio entendido no solamente con la materialización física de la tierra, existe una relación de mutuo beneficio entre un ser y su entorno, una simbiosis con la flora y fauna que lo habita, además del vínculo cultural que posee el ser humano como ser social y parte del ecosistema. El territorio es el soporte de la vida, proporciona el sustento y la armonía social, se establece una coexistencia con el entorno que otorga identidad cultural a los alimentos.

 

La defensa de la tierra, es la tarea más importante y difícil que tiene que ser acompañada, apoyada, y promovida por todas las áreas de la alimentación. la defensa de la tierra contra la especulación de inmobiliaria, el cambio de uso de suelo ilegal, la explotación de las minas, los agroquímicos, los monocultivos intensivos y extensivos de palma, la contaminación de granjas, la extinción de la flora y fauna, etc. 

Es importante crear una estrategia para la protección tanto de la tierra como de sus defensores.

 

Enlazar personas y grupos para coordinar acciones en la defensa de la ecología, con unidad e insistencia, la vida será mejor, en salud y tranquilidad, con estabilidad y certeza en el futuro, con bienestar pleno de funciones del cuerpo, con amistad y solidaridad entre vecinos.

 

Debemos reaprender a ser felices naturalmente, procurando el placer de comer simple, el placer de esforzarse al transportarse, el placer de tomar algo mas de tiempo en concluir un trabajo; es importante prescindir de las comodidades innecesarias, dejar de abusar de la electricidad , el gas y el petróleo, ser mas humildes y fortalecer la autoestima para dejar de negar nuestra naturaleza, para coexistir ecológicamente con el entorno.